Compartir
Amazon logo y muñeco de una caja de Amazon

La empresa de Jeff Bezos ha comprado la cadena de supermercados estadounidense Whole Foods por valor de 13.700 millones de dólares; esta cadena es conocida en E.E.U.U por ofrecer productos alimenticios de origen orgánico, con alrededor de 450 tiendas repartidas por todo el territorio estadounidense. Además, ha supuesto la mayor compra hasta la fecha, superando los 1.000 millones de dólares de su adquisición más cara.

Amazon se mete en el negocio de alimentación en tiendas físicas

Esta compra está tambaleando ya el mercado dedicado a la alimentación en tierras norteamericanas; la noticia se ha conocido cuando empresas como Lidl han manifestado su intención de aterrizar en E.E.U.U, o Aldi, que quiere reforzar su presencia. Por otro lado, Amazon paga 42 dólares por cada acción de Whole Foods.

Ambas empresas conservarán sus marcas, y Jeff Bezos ha recalcado en un comunicado que “a millones de personas les encanta los supermercados Whole Foods porque ofrecen los mejores alimentos naturales y orgánicos, y hacen que sea divertido comer sano”. Además, añadió que llevan casi cuatro décadas satisfaciendo, deleitando y nutriendo a sus clientes, haciendo un trabajo increíble.

Por otra parte, el cofundador de Whole Foods, John Mackey, señala que representa una oportunidad para maximizar el valor de los accionistas de Whole Foods, a la vez que amplía la misión y aporta la más alta calidad, experiencia, conveniencia e innovación a los clientes de los supermercados de la cadena”.

Expansión del mercado y Alexa como asistente virtual

Se espera que la operación termine a lo largo del segundo semestre de 2017; esta noticia va a suponer una fuerte competencia para el mercado tradicional de alimentación (como ya lo fue el de las librerías), especialmente por la política de bajos precios que maneja Jeff Bezos. La presión va a ser constante, y Amazon da un paso más en su diversificación a la hora de vender productos.

Hasta ahora ofrecían alimentos frescos a través de su servicio de suscripción Fresh, donde entregaban la comida en la propia puerta del domicilio. Gracias a la compra de Whole Foods, ahora podrán expandir este negocio a todo el territorio estadounidense. Además, gracias al asistente virtual Alexa, se podrán hacer pedidos por comandos de voz. Se busca así que este tipo de servicios se conviertan en un estándar en la industria.