¿Aún no formas parte de nuestro canal de noticias de Telegram?
¡Únete y mantente al día de toda la actualidad tecnológica!
Compartir
El CEO de Amazon en una presentación

El mercado de la distribución a lo largo y ancho del planeta es uno de los más complejos. Si añadimos una velocidad de cambio tremenda con una férrea competencia, nos encontramos con los ingredientes perfectos para un sector donde solo las más grandes sobreviven. La compañía que resume todo esto a la perfección es Amazon, la gigante estadounidense, es líder de la distribución en mercados clave como el estadounidense o el europeo que han visto rota la barrera de la compra online.

Ventas online por países y distribuidores

Flexibilidad y toma de decisiones vertiginosa

Hace unos días, la escueta repercusión del cierre de BuyVip me puso tras la pista de los últimos movimientos de Amazon. Para los que desconocíais esta marca, BuyVip no fue sino el trampolín de Amazon a la distribución en España. En aquel año 2010, la que era una de las principales plataformas de compra premium, tenía presencia en 7 países de Europa y contaba con 7.5 millones de usuarios registrados. Un pastel demasiado dulce como para un usarlo de trampolín para el desembarco de la compañía de Bezos en el viejo continente.

Según las filtraciones del momento, Amazon llegó a pagar 70 millones de euros por BuyVip, pero la continua cadencia de pérdidas y la falta de un plan de viabilidad ha provocado la decisión de cierre de esta plataforma. ¿El porqué de este ejemplo? La flexibilidad, la velocidad y la relativa sencillez para dejar atrás todo aquello que no reme a favor de la empresa. Esa actitud ha sido clave para Amazon -también para otras muchas empresas- y es la responsable de llevar en volandas al gigante por excelencia de las compras online.

Una vez que tienes fijas las compras de tecnología, ropa, regalos, utensilios… de tus usuarios, pones la mira en algo más grande y si cabe, más jugoso económicamente. La distribución de alimentación, frescos y productos del hogar supone el grueso de gasto de una familia normal en un mes normal. Esto ha llevado siempre de cabeza a Jeff Bezos y cuando tienes un CEO que otra cosa quizá no, pero darle vueltas al coco sabe, el resultado es el siguiente.

Amazon Dash o el botón de los millones de dólares

¿Te imaginas comprar un producto pulsando únicamente un botón? Pues si no lo has hecho, es que no conoces Amazon Dash. Un curioso botón asignado un producto que cada vez que lo pulsas realiza automáticamente un pedido de ese producto. Puede parecer algo jovial, pero nada más lejos, si hay algo más sencillo que bajar al supermercado de la esquina y comprar lejía, eso es pulsar un botón que haga lo mismo.

Hacer un pedido pulsando un único botón

Con Amazon Dash recibiremos los productos en pocos días (normalmente un par) con un gasto de tiempo que tiende a cero y con la mayor facilidad del mundo. Pero Amazon no se iba a quedar ahí, porque hay cosas que no pueden esperar y es ese el segmento donde realmente puede mirar a los ojos a las cadenas distribuidoras tradicionales.

De la huerta a casa, sin “casi” prisa

El segundo modelo de compra y el más popular, por ahora. En este caso ya mira de tú a tú a las grandes distribuidoras con tienda online de España -y del mundo- como pudiera ser El Corte Inglés o Carrefour. En esta encarnada pelea por meterse hasta la cocina en los hogares españoles, los de Amazon han invertido muchísimos recursos y no quiere desaprovecharlos.

Portada web de Amazon Primenow

Una de las características principales es la variedad de marcas con las que cuenta, aunque en España todavía se encuentra en fase Beta. Y lo que es más, nada más entrar en la sección supermercado aparece un anuncio para convertirse en un proveedor de productos a la compañía, así que esperamos novedades pronto. Para llevar a cabo esta labor, se anunció la alianza con Dia y los mercados de abastos locales, donde trabajadores de la propia Amazon seleccionan los frescos que después nos llegarán a casa.

Bicicleta de reparto de Amazon

Actualmente, el reparto se realiza con el servicio denominado Prime Now. El cual promete entregas entorno a las dos horas posteriores de realizar el pedido, siempre y cuando se realicen entre las 8 de la mañana y la medianoche. En esta guerra no estará solo, Mercadona ya ha confirmado la puesta en marcha de un centro que se dedicará en exclusiva al mundo online, El Corte Inglés también ha invertido grandes cantidades de trabajo y dinero en mejorar la logística, y las otras gigantes seguro que tienen ases bajo la manga.

¿Queda algo para el futuro?

Amazon Go, un supermercado un tanto peculiar

Y tanto que sí. La que naciera como una librería online en 1994, ya piensa en el futuro a corto y medio plazo. La penúltima idea de Bezos pasa por un supermercado al uso, denominado Amazon Go, en el que solamente recoges los productos que quieres y te vas, sin la tediosa tarea de pasar por caja.

Gancho publicitario de Amazon Go

Aunque parece haberse aplazado el proyecto para dentro de un tiempo, el funcionamiento sería realmente sencillo. Además, con esto se consigue un “desapego al dinero” al no tener que desembolsar nada al pasar por caja, ni si quiera enseñar la tarjeta. Este supermercado inteligente conocería de primera mano los productos que has echado en tu carro y automáticamente pasarían a tu cuenta.

Ir a la compra sin bajarte del coche debe de ser lo más cómodo del mundo

La última idea para llegar a más gente es AmazonFresh Pickup, que pretende ir otro paso más allá permitiendo reservar entregas con tan solo 15 minutos después de cerrar el pedido. De momento tiene una cobertura limitada a algunas ciudades en Estados Unidos pero la mecánica recuerda más a recoger un pedido por el MacAuto que a un supermercado.

Cuando realices el pedido, podrás escoger la hora de recogida del mismo, con un mínimo de 15 minutos (como dije anteriormente). Acercas tu coche a aparcamiento y un sonriente empleado te hará entrega del pedido. Lo meterá en el maletero y podrás marcharte. Simple pero eficiente.

Los drones también serán repartidores

Amazon también sorprendió al mundo con la entrega de pedidos mediante drones, una técnica que se sigue mejorando en la actualidad y todo indica que sí la veremos pronto. Sinceramente, me parece muy útil para zonas más o menos aisladas o de difícil acceso cuyos habitantes ya tienen internet de alta velocidad pero carecen de infraestructuras apropiadas. O estar tranquilamente en el patio trasero de tu bonita casa de Phoenix y que te caiga tu nueva cafetera, literalmente, del cielo.

Drone de Amazon realizando tareas de reparto

Conjuntamente ha lanzado Prime Air, una aerolínea propia que trabajará exclusivamente para la compañía y que promete acortar considerablemente el tiempo de distribución de los paquetes más urgentes. Por el momento alquilará el servicio pero si el negocio funciona, seguramente comience su propia aventura aeronáutica.

El Boeing 767 que usará Amazon para Prime Air

Desde prácticamente sus inicios, Amazon ha querido reinventar una de las tareas más cotidianas de la humanidad, la de abastecerse de víveres y utensilios para el día a día. Comenzando vendiendo exclusivamente libros por Internet en Estados Unidos y llegando hasta hoy, 23 años después, con unos de los catálogos online más extensos a casi cualquier parte del mundo. Una empresa que no para de reinventarse es sin duda un genial ejemplo para todas las startups y grandes compañías que ya imaginan el siguiente giro de tuerca que es la evolución tecnológica.

  • ikki Power

    Mira que he comprado y compro cosas por Internet, pero lo de comida todavía no lo acabo de ver. Me gusta escoger lo que compro y ver su fecha de caducidad antes de pagar por ello.

  • Joel Noé Castro

    Para mi si ha sido una excelente ayuda. . .. no tengo que ir a EU a comprar. . . . y la ropa que venden mayormente es de EU, por lo cual se que me va a quedar. . .. la ropa mexicana no es para todos los mexicanos. ..